Caso de éxito: recuperando el tráfico orgánico tras el ataque de un hacker

Recuerdo aquel 14 de agosto como si fuese ayer.

Como cada mañana, mientras se hacía el café abrí Google Analytics para revisar la evolución del tráfico orgánico de las webs de mis clientes. Pero ese día hubo sorpresa, con en la de Acceso360.

Sobra decir que esa mañana tomé el café frío porque descubrí que nos habían hackeado esa web. El tráfico orgánico se había desplomado un 80% en menos de 24 horas.

Por si esto fuese poco, ese día estaba solo en el departamento de la agencia Rebold, porque me había quedado de guardia mientras los demás estaban de vacaciones. Así que en este caso de éxito voy a contarte qué hice y cómo solucioné el problema, ya que también podría servirte en otras situaciones de pérdida de tráfico.

Identificando la causa de la caída de tráfico

El que no sabe lo que busca no sabe lo que encuentra, así que el primer paso ante una caída significativa del tráfico es delimitar el problema, descartando opciones para dar con la causa. Este fue el paso a paso que seguí.

1. Análisis de tráfico en Google Analytics

 causas de la bajada de tráfico orgánico
Posibles causas de una bajada de tráfico orgánico repentina

Si te dedicas al SEO como yo, seguro que la experiencia te ha llevado a la conclusión de que nunca se puede quitar ojo a la evolución del tráfico en Google Analytics, ya que el problema menos esperado podría llegar a arruinarte el trabajo de meses.

Si sabes interpretar el gráfico de tráfico orgánico correctamente, es fácil detectar el tipo de problema que está causando la bajada. En la imagen, puedes ver cuáles son las causas más comunes:

  • Problema técnico:  son errores que pueden impedir que Google rastree, indexe o muestre tus páginas a los usuarios por ejemplo por que has configurado mal el archivo robots.txt. Estos problemas puede darse a nivel estructural en toda la web (primer gráfico) o en una o varias páginas específicas (tercer gráfico).
  • Estacionalidad: no existe problema en este caso (segundo gráfico), el volumen del tráfico orgánico varía según el día de la semana y las diferentes épocas del año, por lo que naturalmente el tráfico tiende a formar una onda de tipo sinusoidal.
  • Acciones manuales: si tu sitio no cumple las directrices de Google, es posible que algunas de tus páginas o todo el sitio se excluyan de los resultados de búsqueda.
  • Cambios algorítmicos: el algoritmo de Google cambia constantemente y sus actualizaciones pueden cambiar el posicionamiento de algunas páginas. En este caso te toca ponerte al día con los últimos updates.
  • Glitch: no existe problema de pérdida tráfico en este caso, ya que la bajada se debe a un error en la herramienta de analítica que no ha registrado correctamente los datos ese día por un problema de tracking.

En ese caso práctico, una caída de tráfico tan brusca (-80%) de un día para otro solo podía significar una combinación de problemas técnicos por nuestra parte y algún tipo de penalización algorítmica de Google, así que lancé una auditoría SEO en Screaming Frog para investigar más a fondo.

2. Cómo detecté que nos habían hackeado

caso práctico SEO: ataque de un hacker
Foto de Max Bender en Unsplash

La verdad es que detectar la intrusión en este caso fue realmente sencillo, no llevaba ni un par de minutos de rastreo con la herramienta de auditoría SEO, cuando ante mí comenzaron a aparecer URLs en japonés. Sí, como lo oyes ¡en japonés!

Un hecho que delataba que alguien había accedido remotamente a la web de esta empresa de Barcelona, y había publicado ni más ni menos que 200 artículos que trataban sobre temas que no respetaban las directrices de Google, ya que en los artículos se invitaba a los lectores a invertir en productos financieros de muy alto riesgo.

La combinación de una gran cantidad de contenidos en japonés y su temática sensible no gustaron ni un pelo a Google, que rápidamente nos tiró a la lona de un solo golpe.

Hay empresas que te envían un email para notificarte que ha surgido un problema, Google sin embargo, prefiere avisarte de esta manera para que te des prisa en arreglarlo. Adorable, ¿verdad?

3. Solucionando los destrozos hechos por el hacker

retirar URLs en Google Search Console

Una vez identifiqué el problema, lo primero que hice fue ponerme en contacto con un compañero de IT para comentarle lo sucedido y pedirle que reforzase la seguridad de la web, además de que iniciase su propia investigación sobre cómo habían logrado vulnerar la página.

Esto puede resultar evidente, pero es muy importante. Lo primero siempre es mantener la calma y buscar la forma de que el hacker no pueda volver a acceder con el mismo método que ya ha usado anteriormente, porque de nada serviría si como consultor SEO te pones a trabajar inmediatamente si no logras impedir que el ataque se repita.

El segundo paso, sí fue una acción propiamente SEO. Me tocaba eliminar los 200 artículos y retirar sus URLs en Google Search Console para desentenderme de este contenido cuanto antes y evitar que se mostrase en la página de resultados.

La estrategia SEO que usé para recuperar el tráfico orgánico

Una vez el problema de seguridad fue solucionado y había terminado de limpiar los desperfectos causados por el intruso, procedí a diseñar una estrategia de recuperación del tráfico orgánico basada en tres pilares.

1. Incremento de la frecuencia de publicación

incrementar la frecuencia de publicación

Dado que el cliente publicaba pocos contenidos y de forma irregular, logramos convencerles de que realizasen un esfuerzo para publicar con mayor frecuencia.

Creé un nuevo plan de contenidos orientados parala ocasión y aumentamos la frecuencia de publicación de 1-2 artículos semanales a 5 artículos durante el primer mes, para posteriormente descender hasta 3 artículos semanales.

La lógica que reside detrás de esta acción tiene que ver con las señales de freshness que envías a Google cada vez que actualizas o publicas un nuevo contenido. Además de una lógica aplastante, cuanto más contenido publicas más volumen de tráfico sumas.

Una acción clásica de la vieja escuela, pero que sigue resultando efectiva en a día de hoy.

2. Optimización interna (SEO on-page)

optimización de SEO on page con Ahrefs

Siempre que nos encontramos ante el escenario de una caída del tráfico es conveniente revisar la optimización interna de la web, para de este modo corregir errores que pueden dificultar o retrasar la recuperación.

En este caso, utilicé Ahrefs para hacer una auditoría interna y di prioridad a la corrección de errores que afectaban al crawl budget:

  • Corregí los enlaces internos que apuntaban a redirecciones 301.
  • Eliminé los enlaces que apuntaban a páginas con errores 404.
  • Revisé el sitemap para asegurarme que no había ni redirecciones ni errores 404.

La efectividad de optimizar el presupuesto de rastreo ha sido demostrada hace años, aunque su lógica es intuitiva y bien sencilla: cuantas más páginas rastrea Google al día en tu web, mejor posicionamiento obtienes. ¿Por qué?

Esto es así, porque cuanto más visita googlebot tu página, más rápidamente detecta las optimizaciones y cambios que has realizado en tu web, lo que acelera los procesos y te permite salir antes del bache.

3. Link building

Finalmente, opté por reforzar el enlazado externo de la web del cliente por dos motivos:

  • Incrementar el DA (autoridad del dominio) redunda en un mayor crawl budget.
  • Los enlaces en webs de autoridad aceleran el proceso de posicionamiento.

Dados estos beneficios, también nos tocó pedir al cliente que incrementase el presupuesto en este punto. Algo que no fue fácil, porque en esta empresa solo querían invertir en campañas para su keyword principal de negocio.

Una vez obtenido el visto bueno, analicé el tráfico orgánico en detalle y el movimiento de keywords en los principales mercados del cliente, para detectar qué artículos habían sido más afectados por la caída de tráfico.

Finalmente, opté por empujar aquellos artículos que tenían una mayor tasa de conversión y valor para el negocio.

Resultados obtenidos: ¿es éste un caso de éxito?

Resultados del caso práctico SEO

Si me preguntas si logré recuperar el tráfico, la respuesta es sí. Es más, tres meses después del hackeo el tráfico orgánico había crecido un 13% por encima de la media obtenida durante ese año. El plan de recuperación había funcionado.

Sin embargo, no considero que este sea un caso de éxito total porque tardé 3 meses en recuperar el tráfico cuando podría haber tardado solo 1 mes. ¿Cuál fue el motivo? A la empresa le importaba menos su tráfico y sus ventas orgánicas que a mí. La falta de colaboración desde luego no ayuda.

Si tu web pierde tráfico de manera repentina tómatelo en serio. Contacta conmigo y te ayudaré a solucionarlo rápidamente.

Félix Álvarez Rodríguez

Félix Álvarez Rodríguez

Soy consultor SEO y de marketing digital especializado en negocios con actividad internacional.

Como buen gallego, soy amante de la naturaleza, el pulpo y la cultura. Aficiones a las que añadí el gusto por el marketing bien hecho.

Sobre mi experiencia reciente, he sido el SEO Manager de GrowPro Experience, marketplace de experiencias educativas internacionales con presencia en 13 países. Así como también he gestionado cuentas SEO en mercados latinos y europeos trabajando en grandes agencias como Antevenio.

Como autor, he escrito sobre estrategias SEO en el blog de Getlinko, plataforma de SEO & Branded Content.

Si quieres que hablemos un momento sobre tu proyecto, puedes escribirme a través de mi página de contacto o mi perfil de LinkedIn.

¡Suscríbete!

Recibe las últimas novedades sobre marketing y negocios digitales en tu bandeja de entrada.